¿Qué son las alertas alimentarias?

En artículos anteriores hemos explicado que las industrias alimentarias deben cumplir con la normativa vigente con objeto de asegurar que los alimentos que producen son seguros para los usuarios. La Administración mediante inspecciones periódicas debe comprobar que las empresas cumplen y, por tanto, los usuarios podemos consumir estos productos de forma segura.

¿Qué sucede cuando una industria alimentaria o la administración detecta que un alimento puede suponer un riesgo para la salud de las personas o animales?

Cuando un peligro presente en un alimento o pienso entra en la cadena alimentaria y puede suponer un riesgo para la salud se debe reaccionar de forma muy rápida y coordinada para retirar esos productos y evitar que lleguen a los consumidores.

Para poder gestionar los riesgos de los alimentos sobre la salud humana la Unión Europea dispone de un sistema de alertas alimentarias basado en el Reglamento CE 178/2022 y Reglamento 16/2011 que establecen las medidas de ejecución del Sistema de Alerta Rápida para productos alimenticios y piensos (Rapid Alert system for Food and Feed – RASFF)

Para facilitar y agilizar la notificación de las alertas, cada país de la Unión dispone de su propia red de notificación de alertas coordinadas con la red RASFF.

Buscador de alertas RASFF

¿Cómo funciona el sistema de alertas en España?

Para notificar los riesgos directos o indirectos de un alimento sobre la salud humana disponemos de un sistema de alertas rápidas a nivel nacional SCIRI que coordina el intercambio rápido de información entre las distintas autoridades competentes: comunidades autónomas, otros Ministerios, Asociaciones, etc.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición AESAN es la encargada de gestionar la red de alertas.

En su página web se pueden consultar todas las alertas alimentarias que deben ser de objeto público y las recomendaciones a seguir en caso de disponer de un lote afectado.

https://www.aesan.gob.es/AECOSAN/web/seguridad_alimentaria/subseccion/otras_alertas_alimentarias.htm

Fuente: AESAN

Fases de la gestión de alertas

  1. Fase prealerta: fase inicial del proceso que comienza en el momento en que se sospecha que un alimento puede ser causante de un riesgo alimentario.
  2. Notificación de la alerta: se debe notificar al SCIRI en caso de existir un riesgo grave y siempre que el producto se haya comercializado fuera de la comunidad autónoma.
  3. Retirada del producto: en caso de riesgo grave inmediato. Es fundamental conocer la cantidad total de unidades recuperadas
  4. Control de la retirada: se deberá documentar el destino final de la mercancía afectada.
  5. Cierre de la alerta: solo puede realizarlo la Autoridad competente.
  6. Plan de mejora: adoptar medidas correctoras para evitar que el incidente se repita
Las alertas alimentarias nos informan de los alimentos que pueden suponer un riesgo para la salud

Notificación de alertas alimentarias

  • Alertas alimentarias de alérgenos y otras sustancias no declaradas: alertan de la presencia de ciertos ingredientes o sustancias o productos pueden provocar alergias o intolerancias en algunas personas.
  • Alertas alimentarias de interés general: aquellas que deben hacerse públicas por su repercusión sanitaria o por su posible distribución al consumidor final.
  • Información de empresas para la recuperación de sus productos: información proporcionada por las industrias alimentarias cuando consideran o creen que alguno de los alimentos que han importado, producido, transformado, fabricado o distribuido no cumple los requisitos de seguridad y puede haber llegado a la población.
  • Alertas alimentarias de complementos alimenticios: son notificaciones por presencia de sustancias farmacológicamente activas comercializadas como complementos alimenticios.

En la web de AESAN también podemos descargar informes con la información relativa a las notificaciones de red de alerta que nos han afectado anualmente.

Fuente: AESAN

¿Qué tipo de peligros existen?

Hay diferentes tipos de peligros presentes en los alimentos que pueden ser un riesgo para la salud
  • Peligros de tipo físico: notificaciones debidas a la presencia de cuerpos extraños (vidrio, plástico, metales), defectos o roturas en los envases. Las notificaciones debidas a este tipo de peligro suelen ser minoritarias.
  • Peligros de tipo químico: notificaciones debidas a la presencia de aditivos, composición de productos, presencia de fitosanitarios, hidrocarburos aromáticos policíclicos, medicamentos veterinarios, metales pesados, migraciones de compuestos de los envases a los alimentos y toxinas fúngicas. Las notificaciones debidas a peligros químicos son las mayoritarias, principalmente las debidas a presencia no deseada de fitosanitarios seguidas de presencia de metales pesados.
  • Peligros biológicos: notificaciones debidas a la presencia de bacterias, biotoxinas, virus, hongos y levaduras, toxinas biológicas (histamina) y parásitos. Las más abundantes son las notificaciones debidas a la presencia de bacterias: salmonella, e-coli y listeria son las más comunes.
  • Otros peligros: en este grupo se engloban otros peligros distintos a los anteriores: importación ilegal, ingredientes no autorizados, organismos modificaciones genéticamente, defectos de higiene, defectos en etiquetado, etc.

Como consumidores ¿cómo debemos gestionar una alerta alimentaria?

Cuando se da una situación de alerta las Autoridades competentes en coordinación con la empresa gestionan rápidamente la comunicación y gestión de la alerta en función de su gravedad.

Se informa a los operadores logísticos para que retiren inmediatamente el producto afectado y, en caso de que el producto pueda haber llegado a los consumidores, se informará de forma efectiva acerca de las razones de la retirada del producto y cómo proceder al respecto llegando, en caso necesario a realizar una campaña informativa en los medios.

Gracias a nuestra experiencia de más de 40 años en el sector de la higiene y desinfección profesional, en SUCITESA ayudamos a los profesionales de la industria alimentaria a que sus productos sean seguros para los consumidores.

Si tienes cualquier duda o consulta ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros!

Últimas noticias

¿Qué son las alertas alimentarias?

En artículos anteriores hemos explicado que las industrias alimentarias deben cumplir con la normativa vigente con objeto de asegurar que los alimentos que producen son seguros para los usuarios. La Administración mediante inspecciones periódicas debe comprobar que las empresas cumplen y, por tanto, los usuarios podemos consumir estos productos de forma segura. ¿Qué sucede cuando […]

Lee más

Garantía de seguridad alimentaria basada en el APPCC

La normativa de la Unión Europea establece que todas las industrias alimentarias deben implantar un sistema que garantice la máxima seguridad de los alimentos que elaboran, por ello deben seguir unas correctas prácticas de higiene (PCH) y disponer de un Plan de Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico (APPCC). El sistema APPCC consiste […]

Lee más

¿Cómo limpiar cámaras de congelación y ultracongelación?

Una cámara de congelación es un espacio donde se almacenan productos a una temperatura inferior a los 0 ºC. En función de las condiciones de tiempo y temperatura dentro de este espacio someteremos al producto a un proceso de congelación o  ultracongelación.  El proceso de ultracongelación alcanza temperaturas más bajas (-18ºC o menos) que el proceso de congelación (-12ºC) […]

Lee más

Solicita información