Todo lo que debes saber sobre desinfección - Sucitesa

Todo lo que debes saber sobre desinfección

Los microorganismos son seres vivos que forman parte de nuestra vida diaria que poseen una característica en común, son organismos muy simples no visibles a simple vista. Algunos de ellos, los llamados patógenos, pueden provocar enfermedades o cambios en la fisiología de animales, plantas y seres humanos mientras que otros son vitales para la industria y el ecosistema del planeta porque son beneficiosos para la vida, medio ambiente y la salud de otros seres vivos.

Existen multitud de microorganismos, de muchas formas y tamaños que, para poder estudiarlos, se agrupan en distintas familias en función de sus semejanzas y parentescos. Por ejemplo:

Bacterias. Eschericcia Coli, Clostridium Botulinum, Lactobacillus Acidophilus, Clostridium Difficile, Salmonella Enterica, Enterococcus Hirae, Staphylococcus Aureus,  …

Virus: Adenovirus, VIH, Hepatitis A, B y C, Papovavirus, Rinovirus, SarsCov2, …

Hongos: Penicillium notatum, Trichophyton, Tinea unguium, Candida Albicans, Aspergillus Brasilensis

Levaduras: Saccharomyces cerevisiae, Zygosaccharomyces bailli, …

Parásitos: Ascaris lumbricoides, Taenia solium,

Priones: Scrapie prion, TME prion, etc

Esporas: esporas de Clostridium o esporas de Bacillus.

Biofilms: biofilms formados por Escherichia coli, Salmonella entérica y/o Listeria Monocytogenes.

Qué es desinfectar? ¿Qué es un desinfectante?

Desinfectar es el procedimiento que permite eliminar, matar, inactivar o inhibir los microorganismos presenten en una superficie u objeto.

Desinfectante es aquella sustancia o mezcla (producto) que contiene una o más sustancias activas, con la finalidad de destruir, contrarrestar o neutralizar cualquier organismo nocivo.

Encontramos microorganismos en todas partes, en las plantas, alimentos, dentro y fuera de humanos y animales: sistema digestivo, nariz, manos, boca, piel, en el agua, en el aire, en todas las superficies … por lo que para garantizar que la desinfección ha sido exitosa debemos conocer qué aspectos tener en cuenta.

¿Qué microorganismos son indeseables para nosotros?

Un mismo microorganismo puede ser indeseable en un sector y no serlo en otro distinto en función de la actividad que realizamos.

Podemos encontrar microorganismos alterantes que no provocan efectos dañinos pero afectan a propiedades como la apariencia, olor, etc. y microorganismos patógenos causantes de enfermedades.

 Elección del producto químico desinfectante

 

En el mercado existen multitud de productos químicos con propiedades desinfectantes. Ante todo, antes de adquirir cualquiera de ellos debemos asegurarnos de lo siguiente:

  • Cumplimiento de la legislación vigente, normativas generales como las relativas al etiquetado de producto químicos (CLP) como normativas específicas
  • Una vez estamos seguros que el producto cumple con la legislación vigente debemos asegurarnos que es capaz de eliminar esos microorganismos que hemos determinado como indeseables.

Afortunadamente, los desinfectantes disponibles en el mercado son capaces de eliminar un gran número de microorganismos diferentes sin tener que emplear uno específico para cada tipo de microbio. En Sucitesa formulamos nuestros biocidas con materias activas desinfectantes con un amplio espectro de actividad, eficaces ante un gran número distinto de microorganismos. Todo y así, existen distintos tipos de desinfectantes en función de su capacidad biocida. 

 

  • Además del espectro de actividad hay que tener en cuenta la compatibilidad del producto con la superficie a desinfectar para no provocar daños indeseados.

Hay que tener especial cuidado en superficies delicadas como la piel humana, madera, aluminio, superficies abrillantadas, etc.

¿Cómo aplicar los desinfectantes?

1 – Los desinfectantes son productos cuya finalidad es eliminar microorganismos por lo que para que sean efectivos previamente debemos eliminar los restos de suciedad presentes en la superficie, tanto materia orgánica como inorgánica, ya que la suciedad impide que el desinfectante entre en contacto con la superficie y realice su función correctamente. 

En ocasiones, cuando la superficie no está muy sucia, podemos limpiar y desinfectar simultáneamente con un Detergente Desinfectante.

2 – Dosificación a la cual el producto es efectivo. Hay productos que se comercializan listos para su uso y otros que deben diluirse en agua.

 

  • Nunca mezclar diferentes desinfectantes para aumentar su efectividad. En caso que sea necesario usar productos distintos habrá que hacerlo en fases distintas, nunca a la vez.

 

  • No trabajar a concentraciones mayores por si acaso ya que conseguiremos justo el efecto contrario. Cuando sobre dosificamos los microorganismos se acostumbran al producto hasta que deja de ser efectivo.

 

  • Usar concentraciones mayores con un menor tiempo de contacto. El efecto de los desinfectantes no es lineal, el mecanismo de actuación del desinfectante requiere unas condiciones determinadas que no pueden alterarse.

3 – Tiempo de acción o de contacto, es el tiempo que debemos dejar actuar el producto para que sea capaz de eliminar los microorganismos.

Podemos encontrar esta información en la etiqueta del producto y en la ficha técnica.

Solicita información